Las mas guarras que es una ramera

las mas guarras que es una ramera

El discurso de estas mujeres es implacable. Cuando la mar estaba mala, había personas vomitando en esos seis lavabos y yo tenía que limpiarlo todo. Aquello sí que era sórdido. Embarcaba a las seis. Regresaba a Barcelona a la una de la madrugada. La niña estaba entonces en casa de una amiga que la había recogido de la guardería. Yo me iba a dormir a casa de esa amiga hasta las cinco de la madrugada, hora a la que sonaba el despertador y comenzaba de nuevo la bola.

Estuve así tres años, sin prostituirme. Y no te digo nada del sueldo porque no te lo ibas a creer. Descansaba un día a la semana si tenía la suerte de que no se había puesto ninguna compañera enferma. Entonces hice el curso de camarera de pisos y empecé a alternar este trabajo con la prostitución.

La verdad es que siempre lo he alternado con otras actividades. Durante una época trabajé en una empresa de limpieza. Se trabajaba a destajo, como haciendo habitaciones en hoteles. Ahora alterno un trabajo con otro. De la prostitución vengo a sacar unos euros al mes.

El mes pasado trabajaba desde la una de la madrugada hasta las nueve de la mañana en el Fórum. Allí lo hacemos dentro de los coches. A las diez entraba en un hotel, a arreglar habitaciones, hasta las seis de la tarde. Dormía desde las siete hasta la once, y vuelta a empezar. Entre una cosa y otra saco para salir adelante. He de pagar ese internado y las colonias de verano.

Marga, al contrario que Antonia , ejerce en la calle desde hace mucho tiempo. En los pisos dependes de cómo le caigas a la gobernanta y has de entregar la mitad de lo que ganas. Antonia cobra 60 euros por servicio, de los que percibe Marga no tiene una tarifa fija. En torno a Otro problema de los pisos es que a veces presionan a las prostitutas para que trabajen sin condón o hagan cosas que no quieren.

De hecho, en algunos hay dos tarifas, una con y otra sin. Se han dado casos también de clientes que han violado a alguna prostituta y los dueños del piso no han defendido adecuadamente sus derechos. A los problemas tradicionales se suma ahora el de una inmigración masiva, incontenible, para la que la prostitución constituye una salida de emergencia. La falta de regulación del sector beneficia a los explotadores, a las redes de traficantes, a las mafias.

Una puta no puede ser contratada en calidad de tal ni darse de alta como autónoma ni cotizar a Hacienda ni sindicarse ni tener una cartilla de la Seguridad Social ni acceder en su día a una jubilación. Y esto es lo que piden: Quieren entrar en un sistema que las rechaza, pero que es cliente de ellas.

Antonia se ha presentado a la cita con un vestido muy elegante y sutilmente escotado. Es probable que venga de trabajar, aunque suele descansar los fines de semana. Es suramericana y llegó a España para trabajar en un club que abandonó tras liquidar la deuda que le permitió hacer el viaje.

Desde entonces ha trabajado en muchos sitios. Antonia tiene 28 años y Marga, como hemos dicho, Viéndolas juntas, tan distintas, se me ocurre que una vende sexo de fiestas de guardar y la otra sexo de días laborables.

Y hay consumidores para todos los gustos. Muchos, cuando se les ha acabado el tiempo, pagan una hora extra para poder hablar. El sexo es, con frecuencia, la coartada para hablar. Y a una prostituta se le cuenta todo. No te puedes ni imaginar los conflictos que tiene la gente. Mientras conversamos , el camarero se mueve a nuestro alrededor disimuladamente, con curiosidad.

Han tenido que trasladarse desde el Raval porque los alquileres, en este barrio, se han puesto por las nubes.

Desayunamos en una churrería que hay debajo de su casa. Salma dormita en brazos de su madre con el patinete aparcado a medio metro. Mientras tomamos el café, Marga me cuenta que en fueron al Senado para hablar ante una comisión. Cuando se enteraban de quién era la prostituta, empezaban a apartarse de ella y a mirarla de un modo especial.

Lo de la antropóloga les pareció muy bien, pero cuando se enteraron de que yo era la prostituta, dijeron que tenían que consultar antes de acreditarme. Era una comisión sobre prostitución y se preguntaban si debía estar presente la prostituta. La niña tiene un comportamiento normal desde cualquier punto de vista que se mire. Conoce a todo el mundo y todo el mundo la conoce a ella. Es un sueño, pero tarde o temprano lo realizaremos. Cuando murió mi marido, su familia quiso quitarme a la niña y me llevó a juicio.

Pero el informe médico-forense me dio la razón a mí. Tenía el sueño de tener una familia pero a los 13 años la violaron y todo cambió para ella: Tras superar la prueba viajó a España.

En ese momento sintió que ya no tenía fuerzas para seguir. Luego apareció una pequeña luz de esperanza. Un amigo le dijo que iría a España y que le gustaría formar una familia con ella. Así que trabajó, ahorró y alquiló un piso y preparó todo para que él pudiera ir a España. El joven fue a visitarla y todo era un idilio hasta que ninguno de los dos conseguía trabajo.

Entonces volvió a su antigua vida con mucho dolor. Y eso es lo que me perturba. Las prostitutas pueden ser mujeres inteligentes y no tienen porque ser adictas a la droga. Al principio no tenía experiencia con prostitutas y tenía miedo de las mujeres que iba a conocer. También tenía la idea de que muchas mujeres probablemente se drogaban o tenían chulos que les pegaban y le cogían el dinero. Esto en general no es así. Lo que nunca habría pensado es que hubiera tantas mujeres corrientes que hacen este trabajo como madres o mujeres que entre semana tienen un oficio y los fines de semana trabajan como prostituta para mejorar su situación económica.

Otras mujeres contaban que algunos clientes las habían amenazado con un arma pero a mí nunca me pasó. La mayoría de los burdeles donde trabajé los gerentes eras mujeres. Seguro que hay influencias de mafias en algunos sitios pero en mi experiencia no.

Por ejemplo, en Italia la prostitución es ilegal, lo que significa que la mayoría de las mujeres trabaja en la calle y las mafias pueden tomar el control de la situación.

Si la prostitución es legal se controla mejor.

las mas guarras que es una ramera El abogado que dejó el bufete para hacerse escort. La niña estaba entonces en casa de una amiga que la había recogido de la guardería. Si una mujer tuviera esos derechos, no sería puta. Han tenido que trasladarse desde el Raval porque los alquileres, en este barrio, se han puesto por las nubes. Y a una prostituta se le cuenta todo. Segregación racial en Brasil: