Clasificar diccionario putas paris

clasificar diccionario putas paris

En este período tanto mujeres como hombres jóvenes realizaban la prostitución y todos podían llegar a ser totalmente independientes y libres, pero sí era necesario que utilizaran vestimenta distinta al resto , como también era obligatorio que pagaran impuestos, algo no discriminatorio sino una obligación de los trabajadores. El legendario rey ateniense ordenó su fundación en el siglo VI a. Todos los beneficios que dejó el burdel han sido utilizados para construir un Templo a Afrodita, diosa del amor, la lujuria, la belleza y la sexualidad, entre otras cosas.

En el caso de la prostitución masculina , sabemos que eran principalmente los hombres adolescentes los que realizaban este trabajo , quienes lo hacían en burdeles atenienses. Sin embargo, ellos sí solían ser esclavos pues los hombres libres podían perder sus derechos si lo hacían en la edad adulta. Sin embargo, no estaba prohibida la homosexualidad, sólo el hacerlo por dinero. También encontramos las felatoras , que como podemos imaginar, eran llamadas de este modo por ser expertas en el arte de la felación.

Pero la lista de tipos de prostitutas , de acuerdo a sus características y habilidades, sería la siguiente:. Si lo que queréis conocer son prostitutas famosas de la Antigua Roma , encontramos en las diversas fuentes históricas que llegaron a nuestros días nombres como Julia , la hija del Emperador Augusto, Agripina e incluso a Mesalina , la esposa del Emperador Claudio, pues era frecuente que las mujeres de alta alcurnia ejercieran la prostitución por placer. Como dato curioso, podemos añadir que en el año I d.

La Edad Media es una época histórica de grandes contradicciones respecto a la prostitución. Pero por otro lado, existía una cierta tolerancia universal por parte de todos , incluyendo las autoridades religiosas. El Renacimiento es conocido por el surgimiento de una nueva concepción del mundo respecto al ser humano, aunque en realidad se retomasen ciertos valores de la antigüedad que se habían perdido durante la Edad Media.

Instituto de Estudios Altoaragoneses, pp. La Germanía Introducción al léxico del marginalismo , Salamanca: Studies in honour of Ladislav Zgusta, Tübingen: Alvar Ezquerra, Lexicografía descriptiva, Barcelona: Asociación de Jóvenes Lingüistas, pp.

Ein internationales Handbuch zur Lexicographie, vol. À propos des structures idéologiques du lexique: Presses Universitaires du Septentrion, pp. Jornadas de Filología, Barcelona: Dictionnaire, sémantique et culture, París: Forgas, De mujeres y diccionarios.

Vigara Tauste y R. Ediciones del Laberinto, pp. Universidad de Lleida, pp. De Andrés Castellanos, S. Esencia y vigencia de las academias de la lengua española, vol.

II, Santa Cruz de Tenerife: Institución Fernando el Católico. Universidad Complutense de Madrid. Revista en línea disponible en https: Universitat de Barcelona, pp. Un diccionario que va a misa ", en Arquivos do Centro Cultural Português, vol. Fundaçao Calouste Gulbenkian, pp.

Studies in honor of Ladislav Zagusta, Tübingen: Le corps sexué dans le Petit Larousse Illustré de à , París: Definiciones de hombre, varón y mujer ", en J. Universidad de Granada, pp. Universidad de Jaén, pp. Su tratamiento en la lexicografía", en J.

Estudios de lexicografía e ideología, Monza Italia: Publicado posteriormente en Estudios de lexicografía española, Madrid: Sobre la forma en que se produjo dicha introducción y sobre la asimetría de tratamiento entre los artículos coño y cojón y sus repercusiones ideológicas, véase Calero a.

Algo similar puede afirmarse del refranero español. La palabra "prostituta" también se usa en el seno de definiciones o aclaraciones, como en dormida, cuerero o caire. Actividad, comercio de las rameras , pero sería suficiente con mantenerla en la parte destinada a explicar el origen de la palabra, esto es, " De ramera ".

Al mismo tiempo, sería imprescindible actualizar la definición, puesto que "comercio" funciona como un eufemismo poco transparente. Si la sociedad fuera equitativa entre mujeres y varones, estos desequilibrios léxicos se hubieran superado ya. Licencioso, entregado a los vicios. Para el Estado moderno, fundado en la democracia, en las libertades individuales, en los Derechos Humanos y en el respecto por la diversidad, ninguno de los tres sistemas da respuesta a los reclamos por lograr que los derechos de los as trabajadores as sexuales sean respetados.

Cada vez menos en los países civilizados en que las disposiciones jurídicas se limitan a prescindir de la prostitución sin tomarla en cuenta, existen dos posiciones: Bajo el sistema reglamentarista, el Estado asume el control de la actividad.

Identifica y registra la oferta, a través de licencias o de credenciales, y a partir del reconocimiento del riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual ITS. La prostitución, bajo esta postura, es un mal necesario que se debe controlar cuidando la higiene de la población. Con esta visión se llega a equiparar a los TSC como transmisores de enfermedades.

En la actualidad, producto de la ausencia de un Reglamento que norme esta actividad, permitiendo identificar derechos y obligaciones de las y los TSC, como también de los dueños de locales, clientes y autoridades civiles y policiales en relación a esta actividad, se sucede una serie de violaciones a los derechos fundamentales de las personas, lo cual promueve una espiral de violencia que muchas veces es ocultada, favoreciendo así la continuidad de una situación intolerable en un Estado de Derecho.

La represión penal es la característica principal que define a este sistema. Se pretende eliminar tanto la reglamentación como el ejercicio de la prostitución. En un amplio sector de la doctrina jurídica prevaleció esta corriente que, siguiendo a César Lombroso, establece una equivalencia entre TSC y delincuente.

Es típica de los países anglosajones. Implica la creencia de que el instinto puede y debe satisfacerse sólo en las salidas reconocidas por la moral y por la ley, o sea, dentro del matrimonio. Actualmente, el sistema abolicionista predomina en el escenario internacional. Se fundamenta en la consideración de que toda prostitución es una explotación del cuerpo del ser humano, y que la reglamentación de la actividad sólo consigue perpetuar esta injusticia.

Grey Buttler funda en la Federación Abolicionista Internacional originalmente denominada Federación Continental para la Abolición de la Regulación de la Prostitución con delegaciones en la mayoría de las naciones europeas y en Estados Unidos. Una cantidad importante de los gobiernos en Occidente adopta la tesis abolicionista en parte por la presión internacional generada sobre el tema, siendo que las leyes prohibicionistas que sobrevivieron a la segunda mitad del siglo XX se enmarcan en una tendencia de moralización de la post-guerra.

Los sistemas abolicionistas son en realidad una combinación entre la abolición de la normatividad general sobre la prostitución y el mantenimiento de la prohibición instrumentada a través de medidas coercitivas en los niveles locales o municipales. En teoría, al ser considerada como víctima, la prostituta no es detenida, sino sujeta a programas de tratamiento y reeducación. El sistema abolicionista persigue a aquellos agentes que inducen, mantienen, permiten y se benefician de la prostitución ajena.

Los delitos sexuales presentan jurídicamente un nuevo encuadramiento con que la ley La nueva legislación incluye varios delitos sexuales de origen casuístico, con un ordenamiento nuevo, protegiendo la totalidad o integridad de la persona y sus derechos sexuales, su derecho individual a disponer de su persona y de su sexualidad. Dentro de los delitos sexuales podemos observar solo cuales pueden estar indirectamente vinculados a la prostitución.

Cuando se habla de prostitución, se acostumbra a pensar que solo atañe a las mujeres, pero tal presunción es falsa, existe prostitución femenina y masculina, de adultos y de menores, pero es el hombre quien la crea, quien se beneficia con ella. La pregunta que surge es: As, son madrigueras de gente marginal y focos de epidemias no siempre controlables sanitariamente dadas las deplorables condiciones de higiene.

Allí viven familias apiñadas que duermen todos juntos en una promiscuidad en que las intimidades prohibidas se hacen inevitables exacerbadas por el alcohol y las drogas.

Algunas adolescentes pasan por la experiencia ingrata de ser asaltadas por jóvenes maleantes, naciéndoles un solo pensamiento: Para lograrlo se van con el primer hombre que le promete protección y tras algunos engaños la prostitución suele ser el fin de sus existencias.

La anorgasmia de las prostitutas es un hecho conocido y favorece o da oportunidad a que muchos hombres puedan realizar el aislamiento neurótico del goce y la ternura, Son aquellos que por inhibición emocional no pueden "desear allí donde aman, y no pueden amar allí donde desean" porque se angustian.

A las prostitutas les sucede lo mismo. Entregan su cuerpo, pero no su mente, que permanece ausente en una fantasía alejada de la realidad. Estos señores a los genéricamente se lo suele llamar "ejecutivos", muchas veces son los responsables de desencadenar conductas prostituidas. Cuantas aspirantes a locutoras, actrices, secretarias, modelos, sufrieron este proceso para poder llegar a tener un status dentro de su profesión.

Ciertas mujeres enmascaran su verdadera profesión prostitutas , simulando tener ocupaciones decorosas con las que justificarse ante el "mundo" como una pantalla, y en realidad son las replicas argentinas de las "call girls" americanas.

Practican la prostitución de alto nivel, son las chicas que a cambio de suculentas remuneraciones son requeridas por importante empresas para "amenizar" una reunión de ejecutivos sobre todo cuando hay que concretar importantes negocios con otras empresas o cuando llegan hombres de empresas extranjeras a los que hay que "agasajar" convenientemente.

Sin hablar de las que pululan por ciertas confiterías o lugares de reunión en la jerga "gatos" a la espera de lograr "levantar" a ciertos personajes para poder resolver sus ambiciones personales y requerimientos económicos. Por otra parte existen prostitutas lesbianas que ejercen el rol de rufianas y que inician a otras en la prostitución. Proclividad al desorden financiero, el derroche y al lujo ostentoso. Conductas irreflexivas superficiales y transgresoras. Tendencia a la diversión y aturdimiento en una supuesta vida dedicada a pasarla bien, que contrasta con el pesimismo y desesperanza con que vivencia su futuro.

Falta de discernimiento entre lo verdadero y lo falso. Espíritu aventurero irreflexivo sin medir las consecuencias. Cierta ingenuidad y credulidad en las promesas de terceros. El orgullo de ser explotada, hecho que facilita la participación de un proxeneta. Entre los factores sociales que la impulsan se encuentran: Entre las conductas actuales observadas a veces no es sencillo delimitar entre una conducta liberal y una prostituida; una sexualidad libre, de una sexualidad promiscua y sobre todo las manifestaciones de una prostitución enmascarada.

Suelen trabajar socialmente en otra cosa. Son las que se muestra a la vista y son conocidas por todos. Constituye en la persona que fomenta la actividad del TSC. Varón o una mujer con los contactos suficientes para promover, facilitar o contribuir a la prostitución de personas de cualquier sexo. Es un tercero que se entromete entre dos personas, para que una acceda al deseo carnal de la otra.

A Ocasionales o circunstanciales: Delincuente excarcelado sin trabajo al que protege. Vividores con condenas reiteradas por proxenetismo. Violentos por adicción por el dinero. Prostitutas lesbianas que ejercen el rol de rufianas. Los bisexuales "taxi boys" son aquellos varones que ofrecen sus servicios sexuales tanto a varones como a mujeres.

El prostituto recibe diferentes denominaciones: El varón travestista que se prostituye ofreciendo sus servicios sexuales exclusivamente a hombres, asumiendo ambos roles: Las mujeres pagan mejor.

No se encuentran organizados como la prostitución femenina. No hay un servicio de salud o de asistencia social dentro de un marco integral para un mejor acercamiento al fenómeno. El cliente es una categoría de sumo interés, tomando en cuenta que éste es el alma y la razón de la existencia del TSC. En su generalidad, el cliente es anónimo. Uno puede interrogarse sobre las motivaciones de los clientes, quienes acceden a este tipo de servicios. Pero las respuestas son pocas, ya que los mudos de la historia son los clientes.

Sin embargo, se puede afirmar que en líneas generales los clientes al recurrir al TSC femenino buscan remedio a dos clases de trastornos:. En lo referente al TSC masculino, se puede advertir que los clientes varones desean satisfacer sus impulsos homosexuales con estos servidores sexuales, en tanto que se puede presumir que las clientes mujeres manifiestan una insatisfacción sexual con su pareja formal, o bien por que buscan una aventura informal sin complicaciones de otro tipo.

La prostitución infantil y juvenil es otro gran problema, ya que atenta contra un grupo altamente vulnerable y desprotegido. Ésta generalmente se debe a problemas de pobreza, la cual se ve agudizada debido al régimen económico en actual vigencia.

Se identifican las siguientes características sobre la prostitución infantil y juvenil en especial en América Latina:. Así a los determinantes económicos se suman factores culturales que reproducen y mantienen la situación de opresión de la mujer.

La prostitución es una expresión de esta opresión, pero también, de la opresión a otros grupos vulnerables como niños, niñas y adolescente. Si bien se reconoce que también existe prostitución de varones, se entiende que la mayoría son niñas y jóvenes de sexo femenino. Los Medios de Comunicación Social entregan contenidos y mensajes que contribuyen al desarrollo de una sexualidad malsana que utiliza a la mujer y los niños como objetos publicitarios.

Los sistemas legales de nuestro país presentan serias deficiencias en relación a los menores: Las autoridades en muchos casos, lejos de resguardar los derechos ciudadanos, establecen redes de complicidad con quienes detentan el poder económico ligado a la explotación sexual.

clasificar diccionario putas paris El cliente es una categoría de sumo interés, tomando en cuenta que éste es el alma y la razón de la existencia del TSC. En el siglo IX Carlo Magno ordenó el cierre de prostitutas rn leon prostitutas en ourense los establecimientos donde las mujeres se permitían tener relaciones sexuales promiscuas y dispuso el destierro de las prostitutas. Entre las conductas actuales observadas a veces no es sencillo delimitar entre una conducta liberal y una prostituida; una sexualidad libre, de una sexualidad promiscua y sobre todo las manifestaciones de una prostitución enmascarada. Para lograrlo se van con el primer hombre que le promete protección y tras algunos engaños la prostitución clasificar diccionario putas paris ser el fin de sus existencias. A cambio, recibía un pago.

El doctor Spengler refiere tres observaciones que parece no dejan duda sobre la benéfica influencia de la eterización en las afecciones periódicas. Es la primera la de un sugeto de veinte años de edad, que hacia dos había sido curado de Pidoux, Matías Nieto Serrano, En primer lugar, teniendo presente que para describir cosa nueva? Otra de las utilidades que resulta de la eterización y que se infiero de la ausencia del dolor, la es y muy importante, lu mayor docilidad con que se somete el enfermo.

Si esto no fuera una verdad reconocida, nosotros acumularíamos La Prensa, 9 de diciembre de ; En la Época Moderna sucede algo muy particular: Pero no sólo Luis XIV le tomó como confidente, sino que también lo hizo la Reina Cristina de Suecia , quien solicitó entrevistarse personalmente con ella para recibir sus opiniones. También podríamos incluir al Cardenal Richelieu entre los interesados en Ninón, quien le ofreció una gran cantidad de dinero por pasar una noche con ella, y aunque la cortesana aceptó el dinero, los rumores afirman que fue otra persona la que se presentó en la habitación del Cardenal.

Dejando a un lado a Ninón, debemos destacar un aspecto curioso de las cortesanas: Al poco tiempo se hizo conocida en todo el país, haciéndose célebre tanto por su instinto para la danza pues no era profesional , como también por sus orígenes españoles en el ambiente francés, que lo veían como exótico. Ese mismo momento, un grupo mayoritario de personas influyentes del reino iniciaron una revuelta en contra a las acciones del rey y por supuesto, de Lola Montez.

A ella le hicieron salir del país dirigiéndose a Estados Unidos , en tanto que Ludwing I se vio obligado a abdicar en ese preciso momento. Lola Montez murió a los 39 años de edad a causa de una neumonía , la que contrajo en su primer paseo tras haber sufrido un derrame cerebral que le había dejado paralizada por un tiempo.

Fundador y Director de Red Historia. Especiales de Historia, Historia. Prostitutas en la Historia. By Marcelo Ferrando Castro on 6 marzo, En Babilonia las mujeres debían prostituirse una vez en la vida con un extranjero. Posteriormente, todos los emperadores cristianos se esforzaron en atajar y reprimir la prostitución.

La prostitución masculina, por otra parte, acabó por tomar tanto incremento desde el siglo V a. Tampoco era infrecuente que los hombres se prostituyesen a las mujeres, como se encuentra mencionado en el libro bíblico de Ezequiel y aparece en las poesías de Juvenal y Marcial.

La Edad Media no rompió con las tradiciones de la antigüedad en lo referente a la prostitución, adoptando, por el contrario, muchos de sus puntos de vista. En general, la prostitución en las ciudades medievales y especialmente las del norte, adoptó la forma cerrada de los burdeles, aunque no faltaban casos de la ambulante en forma de danzarinas o tañedoras de arpa y cítara.

Si el Talmud menciona casos que recuerdan las costumbres grecorromanas, es sólo por efecto de la influencia de las mismas, existiendo sectas intransigentes como las de los Esenios que vedaban toda relación sexual ilícita. Sólo en el oriente bizantino e islamita se hallan ejemplos que recuerdan los de las modernas urbes mundiales en esta parte. El nuevo decreto especificaba en qué zonas de París podían vivir las prostitutas, reglamentaba su forma de actuar, la ropa que podían usar y las insignias que las caracterizaba, se las sometía a una inspección y control de un magistrado policial, que llegó a ser conocido bajo la denominación de "rey de los alcahuetes, mendigos y vagabundos".

En Génova y Venecia, la prostitución estuvo reglamentada administrativamente bajo la dirección de una mujer a quien llamaban "reina", que se encargaba de hacer respetar en forma estricta los reglamentos policiales. En Inglaterra había una cadena de burdeles cerca del puente de Londres, que en un principio obtenía su licencia del Obispo de Winchester y luego del Parlamento. En bajo el reinado de Enrique II se dictó una serie de ordenanzas, con las que se trató de evitar la propagación de las enfermedades venéreas.

Con el advenimiento de la Reforma, las costumbres cambiaron totalmente, y se insistió sobre la necesidad imperiosa de castidad. En , en Inglaterra se llegó a considerar la fornicación como una felonía, que al reiterarse podía acarrear la pena de muerte.

Alfonso el Sabio de Castilla reglamentó ya la prostitución, ofreciendo cuadros vivos de ella las inmortales obras de Fernando de Rojas y del Arcipreste de Talavera. Desde principios del siglo XIX esta institución se generalizó en todas partes, y fue considerada por los distintos Estados como una necesidad desagradable a la que era necesario reglamentar y de la que era conveniente sacar beneficios pecuniarios.

La prostitución reglamentada se impuso a lo largo de lo que podríamos considerar, época moderna, desde principios del siglo XX, esta institución se generalizó en todas partes y fue considerada por los distintos Estados como una necesidad desagradable a la que era necesario reglamentar y conveniente sacar beneficios pecuniarios.

Por ello, se parte el presente apartado con la prostitución durante la Colonia. La prostitución parece haber llegado a América por la vía de la importación. Sin embargo, las nativas también fueron obligadas de una u otra forma a prostituirse. No se castigaba a las indígenas que eran seducidas, amancebadas o prostituidas por los españoles, recibiendo muy suavemente éstos [los españoles] las sanciones.

Había también entre las muchísimas leyes de Indias varias tendentes a proteger el sexo débil indígena, tales como aquellas que prohibían que las indias fueran obligadas a acompañar en los viajes a los españoles y a salir de su residencia, igualmente que tampoco se aceptaba por las autoridades denuncias de amancebamiento con clérigos si éstas no tenían el resguardo de las correspondientes pruebas, a fin y objeto de poner a las mujeres indígenas a salvo de calumnias. La vida sexual de la época ofrece a la observación la característica del contubernio del sexo con la religión.

Es notable observar que los hidalgos españoles o los "acaballerados" que desprecian a las indias racialmente, no las repugnan como sus queridas o sus prostitutas, formando con ellas verdaderos serrallos en sus haciendas o conviviendo con las mismas en la ciudad.

Hay una pregunta que mucha gente se hace: Puede constituir un acto degradante para mucha gente desde el punto de vista ético, pero no delictivo.

En nuestro país la prostitución se reglamentó en regulación estatal del ejercicio de la prostitución en las casas de tolerancia. En se modifica por una ordenanza municipal y en la Capital se hace "abolicionista" supresión de las casas de tolerancia donde se ejerza la prostitución tomando auge las casas de tolerancia en las comunas limítrofes del Gran Buenos Aires.

En ese mismo año , se modifica el Art. En otras palabras la ley suprime el prostíbulo no la prostitución. Ambos derogados posteriormente derogados por ley Por ello, en sus legislaciones penales, federales o locales, el ejercicio de la prostitución no aparece tipificada como delito. Sin embargo, en los niveles locales persiste el prohibicionismo, tanto en disposiciones municipales y en reglamentos administrativos como en las disposiciones policiales.

En lo que difieren los tres sistemas es en el tratamiento legal que otorgan a las personas involucradas. En estos sistemas todo gira alrededor de la prostituta. Para el Estado moderno, fundado en la democracia, en las libertades individuales, en los Derechos Humanos y en el respecto por la diversidad, ninguno de los tres sistemas da respuesta a los reclamos por lograr que los derechos de los as trabajadores as sexuales sean respetados.

Cada vez menos en los países civilizados en que las disposiciones jurídicas se limitan a prescindir de la prostitución sin tomarla en cuenta, existen dos posiciones: Bajo el sistema reglamentarista, el Estado asume el control de la actividad. Identifica y registra la oferta, a través de licencias o de credenciales, y a partir del reconocimiento del riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual ITS.

La prostitución, bajo esta postura, es un mal necesario que se debe controlar cuidando la higiene de la población. Con esta visión se llega a equiparar a los TSC como transmisores de enfermedades. En la actualidad, producto de la ausencia de un Reglamento que norme esta actividad, permitiendo identificar derechos y obligaciones de las y los TSC, como también de los dueños de locales, clientes y autoridades civiles y policiales en relación a esta actividad, se sucede una serie de violaciones a los derechos fundamentales de las personas, lo cual promueve una espiral de violencia que muchas veces es ocultada, favoreciendo así la continuidad de una situación intolerable en un Estado de Derecho.

La represión penal es la característica principal que define a este sistema. Se pretende eliminar tanto la reglamentación como el ejercicio de la prostitución. En un amplio sector de la doctrina jurídica prevaleció esta corriente que, siguiendo a César Lombroso, establece una equivalencia entre TSC y delincuente. Es típica de los países anglosajones. Implica la creencia de que el instinto puede y debe satisfacerse sólo en las salidas reconocidas por la moral y por la ley, o sea, dentro del matrimonio.

Actualmente, el sistema abolicionista predomina en el escenario internacional. Se fundamenta en la consideración de que toda prostitución es una explotación del cuerpo del ser humano, y que la reglamentación de la actividad sólo consigue perpetuar esta injusticia.

Grey Buttler funda en la Federación Abolicionista Internacional originalmente denominada Federación Continental para la Abolición de la Regulación de la Prostitución con delegaciones en la mayoría de las naciones europeas y en Estados Unidos.

Una cantidad importante de los gobiernos en Occidente adopta la tesis abolicionista en parte por la presión internacional generada sobre el tema, siendo que las leyes prohibicionistas que sobrevivieron a la segunda mitad del siglo XX se enmarcan en una tendencia de moralización de la post-guerra. Los sistemas abolicionistas son en realidad una combinación entre la abolición de la normatividad general sobre la prostitución y el mantenimiento de la prohibición instrumentada a través de medidas coercitivas en los niveles locales o municipales.

En teoría, al ser considerada como víctima, la prostituta no es detenida, sino sujeta a programas de tratamiento y reeducación. El sistema abolicionista persigue a aquellos agentes que inducen, mantienen, permiten y se benefician de la prostitución ajena. Los delitos sexuales presentan jurídicamente un nuevo encuadramiento con que la ley La nueva legislación incluye varios delitos sexuales de origen casuístico, con un ordenamiento nuevo, protegiendo la totalidad o integridad de la persona y sus derechos sexuales, su derecho individual a disponer de su persona y de su sexualidad.

Dentro de los delitos sexuales podemos observar solo cuales pueden estar indirectamente vinculados a la prostitución. Cuando se habla de prostitución, se acostumbra a pensar que solo atañe a las mujeres, pero tal presunción es falsa, existe prostitución femenina y masculina, de adultos y de menores, pero es el hombre quien la crea, quien se beneficia con ella.

La pregunta que surge es: As, son madrigueras de gente marginal y focos de epidemias no siempre controlables sanitariamente dadas las deplorables condiciones de higiene. Allí viven familias apiñadas que duermen todos juntos en una promiscuidad en que las intimidades prohibidas se hacen inevitables exacerbadas por el alcohol y las drogas.

Algunas adolescentes pasan por la experiencia ingrata de ser asaltadas por jóvenes maleantes, naciéndoles un solo pensamiento: Para lograrlo se van con el primer hombre que le promete protección y tras algunos engaños la prostitución suele ser el fin de sus existencias. La anorgasmia de las prostitutas es un hecho conocido y favorece o da oportunidad a que muchos hombres puedan realizar el aislamiento neurótico del goce y la ternura, Son aquellos que por inhibición emocional no pueden "desear allí donde aman, y no pueden amar allí donde desean" porque se angustian.

A las prostitutas les sucede lo mismo. Entregan su cuerpo, pero no su mente, que permanece ausente en una fantasía alejada de la realidad. Estos señores a los genéricamente se lo suele llamar "ejecutivos", muchas veces son los responsables de desencadenar conductas prostituidas. Cuantas aspirantes a locutoras, actrices, secretarias, modelos, sufrieron este proceso para poder llegar a tener un status dentro de su profesión.

Ciertas mujeres enmascaran su verdadera profesión prostitutas , simulando tener ocupaciones decorosas con las que justificarse ante el "mundo" como una pantalla, y en realidad son las replicas argentinas de las "call girls" americanas.

Practican la prostitución de alto nivel, son las chicas que a cambio de suculentas remuneraciones son requeridas por importante empresas para "amenizar" una reunión de ejecutivos sobre todo cuando hay que concretar importantes negocios con otras empresas o cuando llegan hombres de empresas extranjeras a los que hay que "agasajar" convenientemente.

Sin hablar de las que pululan por ciertas confiterías o lugares de reunión en la jerga "gatos" a la espera de lograr "levantar" a ciertos personajes para poder resolver sus ambiciones personales y requerimientos económicos. Por otra parte existen prostitutas lesbianas que ejercen el rol de rufianas y que inician a otras en la prostitución.

Proclividad al desorden financiero, el derroche y al lujo ostentoso. Conductas irreflexivas superficiales y transgresoras. Tendencia a la diversión y aturdimiento en una supuesta vida dedicada a pasarla bien, que contrasta con el pesimismo y desesperanza con que vivencia su futuro. Falta de discernimiento entre lo verdadero y lo falso. Espíritu aventurero irreflexivo sin medir las consecuencias. Cierta ingenuidad y credulidad en las promesas de terceros.