Las prostitutas y el machismo prostitución definición

las prostitutas y el machismo prostitución definición

Como empleada administrativa me sentí super explotada, muy mal paga. A los 21 años me costaba mucho conseguir empleo o los sueldos eran muy bajos, siempre en negro. Soy de General Rodríguez y nunca podía alquilar en Capital, me costaba mucho estudiar y trabajar a la vez. Viajaba muchísimo y mal. Tampoco tenía la posibilidad de que mis padres me paguen un departamento, como le ocurría a algunas compañeras. Busqué otra salida para mi vida y el trabajo sexual no era algo que veía de mala manera sino todo lo contrario.

Las abolicionistas dicen que hay un abuso de poder del cliente hacia nosotras. No nos gusta que nos pongan en ese lugar de mujeres tontas, que no sabemos decidir qué precio ponerle a nuestra sexualidad y que el hombre viene y hace lo que quiere.

Los límites los ponemos nosotras. Obviamente hay situaciones de violencia que como movimiento de trabajadoras sexuales estamos reflejando todo el tiempo. Pero a la inversa de lo que el abolicionismo plantea sobre la prostitución como violencia hacia nuestros cuerpos, para nosotras la violencia que sufrimos viene de parte del Estado. Para el abolicionismo, toda transacción de dinero por sexo es violenta. Solo se puede vivir la prostitución como víctima. Entonces cuando aparecemos nosotras como trabajadoras sexuales que decidimos serlo y exigimos derechos, buscan invisibilizar nuestras voces.

Todas tienen que ser escuchadas. El Estado argentino entiende que todo es trata, desligitimando nuestros testimonios, creyendo que es producto de un discurso que nos dijo nuestro patrón que tenemos que decir para cuidar su negocio.

Nos redujeron como mujeres no pensantes, que somos inducidas por terceros a decir lo que tenemos que decir. Hoy por hoy no hay una diferencia entre trata, explotación laboral y trabajo sexual autónomo. Nadie pregunta si la trabajadora quiere estar ahí o no. Se nos pone a todas en la misma bolsa, y así no se puede ayudar a quienes no quieren hacerlo. Nosotras pedimos que caso por caso se vea resuelto. Que se le puedan dar oportunidades laborales reales a esas mujeres. Pero las complejidades que hay en esta actividad quedan simplificadas en abolir o penalizar al cliente.

Reconocemos que hay cierta desigualdad, no en la prostitución sino en el sistema en el que vivimos. Pero se sigue adjudicando todos los problemas sociales, culturales o económicos a la prostitución. Podríamos decir lo mismo de la empleada doméstica, una mujer pobre que limpia la casa de alguien rico, muchas veces en malas condiciones.

Ahí se pidieron derechos laborales. Las pocas mujeres que toman servicio de trabajadores sexuales lo hacen con mucha culpa. Eso reproduce los mandatos culturales que indican que cuando la mujer siente placer siempre tiene que sentir humillación. El sexo es algo que el hombre tiene ganado para su territorio y la mujer simplemente tiene que ceder y dar placer. El hombre parece estar obligado a reforzar su sexualidad: Esa visión moral de la sexualidad hace que mucha gente se reconozca como abolicionista apelando al "asco".

El asco no es un sentimiento legítimo para decir si un trabajo debe ser reconocido como tal o no. Claramente con algunas cosas se generan diferencias. Creo que hay que traer al feminismo las voces de las verdaderas protagonistas.

Hay otras feministas que hablan de prostitución y nunca se comieron un día en cana, no saben lo que es el estigma de ser puta. Eso de decir 'esta no puede hablar pobrecita, entonces yo hablo por ellas', es una actitud paternalista, maternalista. Cuando caímos por primera vez al Encuentro de Mujeres, como lo hacen otros sindicatos, lo primero que nos dijeron es: Nos hacían un juicio de valores.

Nuestro trabajo no es indigno, indignas son las condiciones en las que trabajamos, como muchos otros sectores. Yo creo que, hoy por hoy, ser abolicionista es estar a favor de que la policía persiga a todas las mujeres que quieren ejercer el trabajo sexual bajo cualquier modalidad.

Es decir, nadie puede abiertamente avalar ese delito aberrante. Tanto Georgina como yo podemos ser consideradas víctimas de trata. De hacho, muchas veces quedan registradas compañeras como víctimas rescatadas cuando en realidad eran trabajadoras autónomas trabajando en un departamento que la policía allanó. La abolición nunca va a suceder. Las trabajadoras sexuales también queremos que la trata de personas no exista. Ni que se le tenga que entregar parte de las ganancias a un tercero.

Es decir, estaban decidiendo sobre nosotras, pero sin nosotras. Durante mucho tiempo estuvimos dando vueltas en ese discurso de que las trabajadoras sexuales tenemos que combatir la trata. Pero es como mucho ya, porque tenemos que luchar por nuestras condiciones laborales y también contra la trata. Sin clientes no hay plata ríen. La verdad que eso fue toda una política de comunicación del anterior gobierno de intentar generar conciencia, que algunos sectores lo utilizaron para intentar penalizar al cliente de prostitución.

Nosotras nos reunimos con ellos para decirles que era sumamente discriminatorio, que le estaban trabajando la culpa a los hombres con esos spots. Los metían entre pausa y pausa en el medio de un mundial. Fue una jugada inteligente. Hay trata de personas en los talleres textiles y en los campos, donde trabajan pibes de seis años.

La trata de personas existe porque hay una complicidad política, policial y judicial. Muchas veces las abolicionistas difunden estudios en los que se afirma que bajó el trabajo sexual.

Lo que hizo el gobierno es limpiar las calles. Muchas llegan diciendo "me quedé sin lugar de trabajo. Hoy, en , hay mujeres que van presas de uno a 60 días por ejercer en la calle. El trabajo sexual no es delito en Argentina, pero tampoco hay condiciones para realizarlo. Días antes del pacto estatal, la Comunidad Valenciana aprobaba un pacto similar con cerca de medidas para situar la violencia machista como un problema social estructural.

El valenciano incorpora la equiparación de las ayudas a las víctimas mortales de violencia de género con las que perciben los muertos por atentados terroristas.

Esto implica que las ayudas pasen de los 6. Artículo de la LEC. Varias de las comparecientes en las sesiones de expertos para la elaboración del pacto defendieron la necesidad urgente de modificar el artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que permite no declarar a la víctima contra su agresor. La propia Fiscalía propuso mantener esta prerrogativa, excepto en los casos de las víctimas de la violencia de género.

El acuerdo ha concretado, sin embargo, seguir debatiendo sobre la reformulación legal, con una nueva comisión de expertos. Lo que Miguel Lorente lamenta es que se cuestione tanto a las víctimas y pide apertura de miras.

Se mejora, pero eso no hace blanca la pared". En este sentido, el pacto valenciano sí incorpora"la promoción de los valores de las nuevas masculinidades para generar nuevos referentes de hombres", así como la reeducación y reinserción de los agresores machistas. También el PSOE, en uno de sus votos particulares, pedía este jueves que se añadiera una estrategia contra el sexismo. El grupo Unidos Podemos en el Congreso echa en falta un apartado dedicado a las agresiones sexuales fuera de la pareja, a las que les encuentran un claro matiz de género.

Compromís ha considerado que echa en falta prohibir expresamente la publicidad de la prostitución. El PSOE aspiraba a prohibir en España a través del pacto todo proxenetismo, consentido o no por las mujeres, para poder luchar contra la industria de la prostitución. Custodia de los hijos. La Fiscalía en sus intervenciones en la subcomisión insistió en la necesidad de proteger a los menores , alegando que un padre maltratador no puede ser un buen padre.

Los operadores jurídicos han de tener formación específica con perspectiva de género, lo que conduce a revisar el tema de los Puntos de encuentro familiar, propuso. El pacto exige que no se de custodia compartida impuesta judicialmente a los maltratadores, pero la Fiscalía, entre otras voces, reclamaba que no se dieran ni visitas, alegando que un maltratador no es un buen padre. El grupo socialista también ha solicitado la inclusión en el pacto del concepto de violencia patrimonial.

En concreto ha solicitado que se defina y se legisle. Y ha propuesto, sin conseguir que se aprobara, la creación de un registro de sentencias por incumplimiento de las pensiones alimenticias. Algunas voces se muestran concernidas por la vigilancia de la efectividad del pacto. Para Marisa Soleto, de Fundación Mujeres, "lo importante es que esto no se acabe aquí.

La portavoz de Fundación Mujeres, que estuvo presente en la tribuna de invitados para la aprobación del pacto, reclamó, por ejemplo, que se estudie a los juzgados con altos porcentajes de sobreseimientos. Como conclusión, respecto al pacto, Soleto dijo que esperaba que las medidas "realmente se cumplan y que conduzcan a los efectos deseados: Consulta los casos en los que 20minutos.

Baltasar Garzón fue condenado en a una inhabilitación de 11 años por las escuchas del caso Consulta el tiempo en tu localidad. Alerta en 25 provincias por riesgo extremo de lluvias y La Fiscalía de Huelva abre una investigación sobre posibles abusos sexuales y laborales. Seis jóvenes que okuparon una aldea de Guadalajara se enfrentan a 4 años de prisión por delitos ambientales. El 'Bild' publica una foto de una turista desnuda en Mallorca: Jorge Lorenzo, hundido, medita retirarse

las prostitutas y el machismo prostitución definición

Las prostitutas y el machismo prostitución definición -

Por otra parte, decirles que considero que el texto es honesto, dentro de sus límites. Me voy a eldiario. La propia Fiscalía propuso mantener esta prerrogativa, excepto en los casos de las víctimas de la violencia de género. Una opta dentro de las pocas posibilidades que tiene. Baltasar Garzón fue condenado en a una inhabilitación de 11 años por las escuchas del caso Afirma que el trabajo sexual la ha empoderado como mujer, y desmiente que las prostitutas se limiten a hacer lo que el hombre dispone. Viajaba muchísimo y mal. El ejercicio voluntario de la prostitución no es ilegal en España, y en el art. Tras mantener relaciones sexuales, el hombre la emprendió a golpes con ella, de 24 años y origen marroquí, hasta provocarle la muerte.