Prostitutas en hoteles niñas prostitutas cuba

prostitutas en hoteles niñas prostitutas cuba

La explotación de menores prospera donde existe pobreza, y en eso Cuba no es diferente de otros países que atraen a turistas sexuales.

García dijo que él conocía a dos niñas de 12 años que se prostituyen en la calle y que ha oído hablar de niñas de 11 años. Muchos países occidentales, incluyendo a Estados Unidos, así como varios acuerdos internacionales, prohíben el turismo sexual con menores de 18 años. Las leyes cubanas son severas en casos de explotación sexual de niñas o niños de 14 años o menos, si el gobierno decide llevarlos a los tribunales.

El cable agregó que La Habana también coopera con Interpol para negarles la entrada a la isla a pederastas conocidos. Pero el monpolio noticioso del gobierno casi no ha mencionado la prostitución de menores de edad. El ex gobernante cubano Fidel Castro se jactó de haber eliminado la prostitución después de que asumió el poder en , e insistió en que su país ya no era un prostíbulo de Estados Unidos.

Pero el mercado sexual floreció de nuevo luego de que la Unión Soviética eliminó sus enormes subsidios a la isla y la sumió en una crisis económica a inicios de la década de La respuesta de Cuba fue abrir las puertas de par en par al turismo en masa. Esto no es nada nuevo. La mayoria de las mujeres cubanas jovenes que llegan a US tambien vienen con la idea de hacer exactamente lo que hacian en cuba.

Prostituirse y los hombres a cometer crimenes. Cuba comunista viene vendiendo un producto asqueroso y mentiroso ya casi por 57 años y mas ahora que la ley de ajuste esta al cancelarse.

Me imagino que ir a cuba y estsr en un hotel y ver a niñas de esas edades vendiendo su cuerpo es algo repulsivo. Este es el producto del señor Castro. Welcome to the new cuba.

Con gran dolor reconozco que la temporada alta del turismo en Santiago se ha convertido en la temporada de cazar o casarse con un "yuma".

Hablé con algunas de ellas durante estas noches. Andan en pequeños grupos de dos o cuatro con un mismo modus operandi, se sientan a consumir una bebida ligera a la espera de turistas solitarios al cual se acercan para pedirle fuego o cualquier otra cosa, es el primer paso para entablar una conversación.

Pero no nos engañemos, los turistas lo saben —existen guías sobre cómo actuar—, y vienen a buscar lo que quieren: Los que sí lo reconocen y hablan claramente del tema son los dueños de las casas particulares dedicadas a rentar a los turistas.

Se trata de jubilados que han encontrado aquí su paraíso terrenal. Sus pensiones son aquí verdaderos tesoros que les permiten no solo comprar casas, sino también tener todas las chicas que quieran.

Prostitutas en hoteles niñas prostitutas cuba -

Si bien los turistas que viajan a la isla quedan encantados con la belleza natural del país, dejar esta imagen de destino para el turismo sexual no es nada bueno para Cuba. Actualmente en La Habana existen decenas de casas de citas o prostíbulos que operan de manera ilegal. Respondiendo al comentario 1. Entonces le pregunté por la situación legal: Gross dice que la policía de Toronto quiere ayudar a las víctimas de McTurk. Kasulibes 15 de febrero de Anónimo 18 de marzo de9: Por suerte en Cuba a nadie le falta un plato de bazofia o no que echarse a la boca.

Pero el monpolio noticioso del gobierno casi no ha mencionado la prostitución de menores de edad. El ex gobernante cubano Fidel Castro se jactó de haber eliminado la prostitución después de que asumió el poder en , e insistió en que su país ya no era un prostíbulo de Estados Unidos. Pero el mercado sexual floreció de nuevo luego de que la Unión Soviética eliminó sus enormes subsidios a la isla y la sumió en una crisis económica a inicios de la década de La respuesta de Cuba fue abrir las puertas de par en par al turismo en masa.

Y las agencias de viajes no se andaban con ambages para describir las atracciones de la isla: La aerolínea Iberia, en uno de sus anuncios de viajes a Cuba en el , mostraba dos mujeres negras en bikini con un bebé de raza blanca que cantaba: La chocante muerte de la niña de 12 años en Bayamo, por ejemplo, no tuvo cobertura alguna en los medios de prensa nacionales y sólo breves reportes en los medios provinciales anunciando las condenas impuestas a los tres italianos y a diez cubanos.

Mostró a cuatro de ellas, suministradas por un chulo de 16 años, hablando francamente sobre su trabajo sexual y nadando sin ajustadores en una piscina. La detective Kim Gross, quien dirige la unidad de crímenes sexuales de la policía de Toronto, ha estado investigando el caso de James McTurk, de 78 años, convicto dos veces de explotar a niñas cubanas. A partir de fotos se estima que una de sus víctimas tenía cuatro años de edad. Gross dice que la policía de Toronto quiere ayudar a las víctimas de McTurk.

Pero el sistema político de Cuba hace casi imposible cooperar con la policía u otras autoridades sin causar temores de posibles represalias contra las familias o incluso las mismas víctimas, añadió.

El Ministerio del Interior, el cual incluye la policía y los guardafronteras, dirige los casos criminales, mientras que el Partido Comunista, la Federación de Mujeres Cubanas, la Unión de Jóvenes Comunistas y los Comités de Defensa de la Revolución pueden proveer varios tipos de apoyo. Nacida y criada en una provincia vecina, ella estudió dos años en la universidad para hacerse veterinaria. Moran era uno de esos extraños casos capaces de pasar en cuestión de horas de encontrarse con un hombre rico en un hotel de lujo a pasear por las calles, aunque es relativamente habitual que, por ejemplo, se alterne el acompañamiento con los burdeles.

Moran no tiene duda: En resumidas cuentas, se trata de una cuestión de clasismo. En realidad, es tan sencillo como realizar una llamada de teléfono y presentarse como tal, de igual manera que hizo Moran en el pasado. Si bien es cierto que, por lo general, las prostitutas de clase alta se dedican en un primer momento al lujo y que las de clase baja acuden a burdeles y a los chulos de la calle, el movimiento entre todos esos mundos es mucho mayor de lo que cabría pensar, siempre y cuando se atrevan a dar el paso.

Hay muchas mujeres de clase media y alta en la prostitución, algo que siempre sorprendió a Moran. Por lo general, se trataba de personas que habían tenido a su disposición gran cantidad de alternativas vitales, pero habían terminado eligiendo una de las peores profesiones. Por lo general, todas las prostitutas que Moran conoció a lo largo de su carrera había tenido alguna clase de problema, muchas veces de índole sexual como el abuso paterno que las había empujado a ese mundo.

Pero es el trabajo en sí lo que resulta degradante: En Titania Compañía Editorial, S. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación. Alma, Corazón, Vida Viajes. Barnés Contacta al autor. Tiempo de lectura 6 min. Las lecciones que aprendes tras regentar un burdel en Washington, DC Un ensayo sobre ciudades publicado en Estados Unidos analiza los usos sexuales y el día a día de un burdel de Washington a través de un espectador privilegiado: Hablan los hombres que de verdad saben lo que quieren las mujeres Por Héctor G.

Esta mujer se ha acostado con

prostitutas en hoteles niñas prostitutas cuba