Numero de prostitutas foro prostitutas en cuba

numero de prostitutas foro prostitutas en cuba

A los diez años debía limpiar y cocinar. A los doce comencé a prostituirme por comida, golosinas o cualquier regalo. A los quince, una novia que tenía me enseñó a ganar dinero con los cuadros lésbicos. Con 18 años tuve una hija. Después del parto engordé demasiado y por mis contactos en el mundo del jineterismo me dediqué a comercializar el sexo.

Unos clientes la llaman a su móvil y Sheyla queda en verlos en 15 minutos. Rubias, negras, mulatas, pelirrojas. En la puerta del bar la espera un viejo auto ruso que suele alquilar por 30 cuc diarios.

El precio entre los extranjeros depende de la pinta y el bolsillo. Hay europeos que conocen el paño como cualquier cubano. Y no tienen mucha plata. Entonces les cobró 30 cuc por cada muchacha y una comisión de 10 cuc para mí.

Las chicas hacen cualquier cosa. Cuando terminan su faena, cada una me da diez pesos convertibles. Yo les garantizo los clientes. Vivir en Cuba mantenido desde el exterior. Cuando un grupo de amigos con suficiente dinero salen de juerga, es muy probable que terminen pasando la noche con dos chicas. Algunas tienen sus chulos o novios.

Cuando las llaman al móvil parten raudas. Al otro día comparten la plata con su pareja. Existen jineteras bisexuales independientes. De día trabaja en una cafetería particular como camarera. De noche, ocasionalmente, se prostituye a discreción con personas de confianza. Osvaldo, un mulato joven que dedica varias horas al gimnasio cada día, es uno de los que vive de sus mujeres. Tiene seis trabajando para él. Fue lo que Dios me dio.

Una buena verga y poder de seducción. Estuve una vez preso por proxenetismo. Pero esto es un negocio que deja dinero sin ensuciarte las manos.

Y trabajo sin tanta presión. También existen las jineteras independientes, como Julianna. Tengo que mantener a mi madre enferma de los nervios y un hijo de 5 años. Algunas son viviendas confortables y aire acondicionado, que suelen cobrar 5 dólares por una hora. Otras son verdaderos antros. En estos cuartuchos cobran un dólar la hora.

Son los preferidos por los cubanos de pocos recursos. Todas las jineteras llevan consigo condones. Algunas, incluso, en su bolso guardan un afilado punzón o una navaja suiza acabada de amolar.

Al caer la noche, las prostitutas se multiplican. La policía especializada con sus uniformes negros y sus perros pastores alemanes ya ni las ven. Es que son tantas las jineteras que asustan. En una reseña publicada en el Diario de las Américas en diciembre de , el periodista Luis de la Paz escribió: Todas salieron de Cuba buscando una vida mejor y en la mayoría de los casos continuaron en el antiguo oficio.

Jineteras a la carta. Your email address will not be published.

numero de prostitutas foro prostitutas en cuba

Numero de prostitutas foro prostitutas en cuba -

También muchos cubanos residentes en el exterior viajan a la Isla con el mismo objetivo, ya no son pobres, ahora regresan a la Isla con dinero prostitutas s casa de prostitutas villaverde alto anuncio pueden darse ese tipo de "lujos". Se confirma lo dicho por Marx y repetido por Castro: Pero el objetivo de este artículo no es ir a las raíces históricas o lingüísticas de la palabra jinetera, sino al inicio, allí dónde una considerable, diríase mayoritaria parte de los cubanos, no conocimos la prostitución y nos encontramos, sorprendidos por las evidencias, sin soporte subjetivo para comprender el fenómeno. Mi abuela era modista y pronto consiguió clientela entre las llamadas muchachas de vida alegre. A Cuba se le conoce en la red como "el paraíso del chochito".

Le invito pues, amigo lector, a hacer un simple ejercicio de interpretación: He pensado que se pudiera tratar de un simple eufemismo para suavizar la crudeza de la palabra correcta. En muchas ocasiones la llegada de una de éstas a la cuadra, se convierte en un acontecimiento. Es como si llegara de fuera el vecino que emigró hace 30 años. Su construcción psicológica y social difieren en cuanto a historia. Pero el objetivo de este artículo no es ir a las raíces históricas o lingüísticas de la palabra jinetera, sino al inicio, allí dónde una considerable, diríase mayoritaria parte de los cubanos, no conocimos la prostitución y nos encontramos, sorprendidos por las evidencias, sin soporte subjetivo para comprender el fenómeno.

Muchos se hallan desvalidos para comenzar a entender el problema. Es cierto que la prostitución en Cuba tiene particularidades distintas del ejercicio en otros lugares. Que las condiciones históricas en que se ha desarrollado, y los actores, son diferentes. Las personas que se dedican a ello tienen relaciones sexuales casi exclusivamente con extranjeros a cambio de una o varias condiciones fijadas o no de antemano.

Nuestras abuelas limpiaron pisos, cocinaron mucho y lavaron para la calle y no fueron prostitutas. El factor económico no puede soslayarse. Pero sobrevalorarlo es insostenible: A nadie, sin embargo, le debe caber duda de que es la familia y los valores que en ella se trasmiten, un elemento valiosísimo para las nuevas generaciones.

Hay innumerables trabajos sobre el tema, incluso en Cuba, que apoyan la idea del factor familiar como un elemento propiciador y perpetuante de la prostitución.

No podríamos concluir la multicausalidad del jineterismo -y no realmente prostitución, aunque se nos antojen términos parecidos- sin hablar de los factores sociales presentes en Cuba. Todas sin haber conocido los barrios de la tolerancia, a un Yarini 1 y su entierro, a su marine de paso por La Habana. No podría concluir estas líneas sin remarcar la pregunta que da título al artículo: Jinetera, Jinetero; variante de jinetear, andar a caballo.

Procurando mostrar la propia destreza. Vaya semejante nombre para tan repugnante fenómeno social. Trabajo investigativo San Antonio Abad No sean mal pensados. En aquellos tiempos la pedofilia no estaba tan de moda en el mundo y yo simplemente acompañaba a mi familia en una vivienda alquilada allí porque los precios eran muy baratos.

Mi abuela era modista y pronto consiguió clientela entre las llamadas muchachas de vida alegre. Esta abuela mía, lectora apasionada de Zola, tenía conceptos extraños sobre la educación.

Yo permanecía a su lado mientras las muchachas, entre alfileres y tijeras, contaban sus penas. Procedían de pueblos o de campos intrincados. Llegaban a la capital por su propia cuenta o del brazo de un hombre que las orientaba en esta profesión. A algunas la pura miseria sin solución las empujaba. Y también las había que gozaban de lo lindo con la promiscuidad nocturna. Algunas, con hijos, soñaban que un hombre las sacara de esa vida. Los viernes arribaba un barco cargado de marines con hambre de hembras y hasta yo tenía que cuidarme en mi camino hacia la escuela.

Las prostitutas cubanas no eran noticia en la prensa extranjera. Aquello era normal dentro de una ciudad populosa y dotada de un gran puerto. Lo ocurrido en es de todos conocido. A esas mujeres se les dio la posibilidad también de estudiar y trabajar.

Como la Inesita que, reconociéndome, me preguntó por mi abuela mientras me servía un refresco en una cafetería a finales de los setenta. Ya por aquella década, en discursos y quehaceres periodísticos, en tonos altos o en redacción presuntuosa, la posesión de la verdad absoluta predominaba. En Cuba no existía la prostitución. La telaraña del himen perdía vigencia. Los chicos y las chicas "podían vivir"; en las becas, en los largos trabajos voluntarios, se hacía el amor y no la guerra.

Nunca amparados en la filosofía hippie. Los estudios del Materialismo Dialéctico apoyaban las ideas de la libertad horizontal. Los preceptos de la religión católica, como en otras partes del orbe, se olvidaban, y la realidad es que los cultos sincréticos afrocubanos no se buscan líos con la cópula carnal. A muchas cubanas les gusta declarar ser hijas de Ochun, el orisha dulce y gustador del orgasmo.

En los ochenta estuvo de moda la llamada titimanía. Cincuentones con poder, dinero y coche, se enredaban con jovencitas. Por supuesto, podía reinar el amor. Pero también ese interés que "fue al campo un día". Gracias a Juventud Rebelde, y en particular a Rosa Miriam Elizalde, por los excelentes artículos informativos. Trata de personas y prostitución infantil en Cuba: Como siempre, Estados Unidos, buscando al culpable fuera de casa, metió a Cuba en esta nueva "certificación".

Las fuentes venezolanas no aparecen tampoco con su nombre: No es nuevo, porque Cuba ha vivido la experiencia inédita en el mundo de la manipulación política del drama de la prostitución, al ser el centro durante años de una campaña internacional en la cual se presenta a las cubanas, todas, como potenciales objetos de venta. La revista Deep, de México, que circula también en Estados Unidos, trae en su edición de diciembre del un artículo aderezado con fotos de mujeres semidesnudas.

Es muy frecuente el intento por demostrar que la economía crece gracias al mercado del sexo y no ha faltado quien, temerariamente, le adjudique a Cuba la patente de un "imperialismo erótico", al intentar explicar las señales de recuperación económica de un país bloqueado.

Directa o indirectamente, lo que se vende como imagen es la posibilidad de someter a la nación cubana. Como lo es también que el Herald lo apoye, mienta, aderece con sus fobias de turno --Venezuela, sin dudas--, y fabrique bodrios como éste del señor Casto, un insulto a la inteligencia de cualquier lector.

Elson Concepción Pérez [7] Julio 15 de En su aberrante y furibundo odio hacia Cuba, el Gobierno de Estados Unidos ha puesto a nuestro país en la lista de los que permiten el turismo sexual de menores. Naciones Unidas ha definido tres formas de explotación sexual: La opulenta Europa reconoce tener 5 millones de menores que laboran sin tener edad legal para hacerlo. A todo ello se une el uso y abuso de la televisión que, o promueve programaciones con buena dosis de pornografía o de las que incentivan el sexo desde edades tempranas, todo como parte de un mundo enajenado y con profundas crisis de valores como es el capitalista.

La situación descrita es determinante en el comportamiento de la prostitución infantil y juvenil. Hoy se reconoce a la industria del sexo con un movimiento de entre 5. Y, un dato actual y sorprendente: Ella es ajena a las angustias de la falta de trabajo y de seguridad social, la carestía de la salud y la educación servicios totalmente gratuitos , o el clima de violencia que su hijo pueda encontrar en la calle o en los propios centros de estudio que, como sucede en Estados Unidos, hasta se matan con armas de fuego que llevan a las aulas.

El Comité es de naturaleza multisectorial y multidisciplinaria, y tiene una estructura similar tanto en las provincias como en los municipios. La comunidad participa en todos estos programas, asegurando de este modo la amplia cobertura y supervisión de su impacto por parte de la comunidad misma. Junto a todas las tareas anteriores, se han instalado paneles solares en escuelas rurales que no cuentan con electricidad, incluidas las que sólo tienen estudiantes.

Cuidado y protección de los derechos del niño ; legislación cubana: En junio de fue aprobada la Ley Ejecutiva , y en entró en vigor la ley 87 ; ambas disposiciones aseguran la severidad de las sanciones penales para quienes cometan acciones delictivas contra niños y adolescentes: En la introducción del informe, el representante de Cuba recordó que su país había sido el primero en firmar y el segundo en ratificar la Convención sobre Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres.

Lo anterior constituyó un logro histórico para el país y mostró la importancia que tenía la Convención. La política dirigida a las mujeres, sin embargo, había comenzado ya en , poco después de la revolución, cuando las mujeres todavía constituían una de las principales prioridades. A pesar de las circunstancias económicas y políticas en las que se encontraba el país desde , a consecuencia del bloqueo económico intensificado por parte de los Estados Unidos de América, que había tenido graves repercusiones sobre la situación de las mujeres y los niños y ha conducido al deterioro de la calidad de vida de la gente, Cuba no había dejado de progresar hacia la consecución de la plena igualdad entre los sexos.

Los Ministerios e instituciones relevantes habían desarrollado y promovido programas para modificar el modelo sociocultural de conducta en hombres y mujeres y para informar a las mujeres sobre sus derechos. Para los niños de entre 6 y 14 años, la tasa de educación era actualmente del 99 por ciento. Las muchachas participaban en todos los niveles y constituían el 58 por ciento de la población estudiantil en la enseñanza superior.

No obstante, estaban emprendiéndose esfuerzos con el fin de proporcionar una mayor educación a las mujeres y mejores oportunidades para la inserción sociolaboral, incluyendo medidas especiales para las familias encabezadas por mujeres. El Gobierno estudiaba la cuestión de las diferencias salariales. Aunque la mejora de la salud de las mujeres había sido un logro importante, el embargo afectó de hecho a la dieta diaria de mujeres y niños. Las mujeres tenían una esperanza de vida de La tasa de mortalidad maternal debida al aborto había disminuido al 6.

Las mujeres tenían el derecho de conservar su nacionalidad y la de sus hijos después del matrimonio. La violación del derecho a la igualdad era un delito en Cuba, y la ley ofrecía protección en los casos de violencia contra las mujeres.

Las mujeres disfrutaban de los mismos derechos que los hombres en lo concerniente al crédito y los préstamos bancarios, y legalmente se hallaban al mismo nivel que los hombres. Comentarios finales del Comité Introducción El Comité agradeció a la representante del Gobierno de Cuba por sus detalladas respuestas a las preguntas escritas que habían sido proporcionadas antes de la sesión del Comité.

Elogió la representación de alto nivel presente en la delegación nacional. El Comité señaló el efecto negativo del embargo económico sobre el país. Por consiguiente, algunos programas para promover la igualdad de oportunidades y eliminar los estereotipos en hombres y mujeres habían sido recortados o suspendidos, y la situación alimentaria en general se había deteriorado.

El Comité señaló que la legislación cubana era progresista en lo referente a las disposiciones que afirmaban la igualdad sexual ,y que la discriminación era sancionable conforme a la ley.

El Comité señaló con satisfacción el apoyo del gobierno al trabajo de la Federación de Mujeres Cubanas, que representaba al 90 por ciento de las mujeres de Cuba. La disminución estable de la mortandad maternal, debida en gran parte a la mejora de la atención a las mujeres embarazadas y a los niños en sus primeros años de vida, fue señalada por el Comité.

El Comité señaló que las tasas de abandono escolar de las muchachas habían estado disminuyendo, y que se habían desarrollado programas de educación para mujeres adultas. Los temas principales de interés El Comité señaló el hecho de que el Gobierno tenía la intención de mantener sus reservas sobre el artículo El Comité observó que los estereotipos sexuales persistían a pesar de los altos niveles de inscripción escolar, y que el trabajo doméstico y el cuidado de los niños seguía siendo responsabilidad de las mujeres.

El Comité señaló que, debido al hecho de que tradicionalmente las mujeres habían sido peor pagadas, existía una discriminación indirecta en los salarios de las mujeres.

Expresó su preocupación por la carencia de información sobre la situación de las mujeres en los sindicatos. El Comité se mostró muy preocupado por el resurgimiento de la prostitución en Cuba, unida al crecimiento del turismo y a los problemas económicos a que se enfrentaban las mujeres. Sugerencias y recomendaciones Deberían emprenderse revisiones y estudios para determinar el grado e impacto de la violencia contra las mujeres, particularmente en la violencia doméstica, aunque no se hiciera un informe de los mismos, y adoptar medidas conforme a la recomendación general El Gobierno debía hacer todo lo posible para satisfacer la exigencia de anticonceptivos.

Debía ponerse un mayor énfasis en programas especiales de información relacionados con enfermedades de transmisión sexual, sobre todo el SIDA, dirigidos a las muchachas jóvenes, en particular a las dedicadas a la prostitución, de acuerdo con la recomendación general Era necesario realizar un estudio empírico para determinar si las mujeres recibían los mismos salarios que los hombres por trabajos de igual valía, así como documentar la segregación ocupacional y su relación con el ingreso.

El proceso por el que las mujeres comenzaron a lograr la igualdad de oportunidades en la educación y el trabajo --después de que Fidel Castro asumiera el poder en y a forjar un espacio para ellas mismas en esta nación socialista caribeña, fue visto como "una revolución dentro de la revolución".

Gracias a su fuerte apoyo social y a su amplio acceso a la educación, las mujeres cubanas tienen el poder de tomar sus propias decisiones si así lo desean, dijo. Las mujeres cubanas se encuentran en una posición ventajosa en relación con sus colegas de otros países en vías de desarrollo, no sólo porque el analfabetismo femenino es cosa del pasado, sino también porque la "feminización" de las universidades es un hecho desde hace varios años.

Aunque la grave crisis económica padecida por Cuba a lo largo de los años sumió a una parte de la población en la pobreza, el acceso a la educación y la atención sanitaria siguen siendo totalmente gratuitas, y las condiciones de trabajo para hombres y mujeres absolutamente equivalentes.

Pero a pesar de que las ventajas sociales han sido preservadas con grandes sacrificios, los estudios demuestran que sólo alrededor del cinco por ciento de las personas de Cuba utiliza condones para el sexo seguro.

En un estudio publicado por la Oficina Nacional de Estadística el año pasado, la mayoría de las mujeres encuestadas que admitieron haber mantenido relaciones ocasionales en los 12 meses anteriores dijeron que sus compañeros no habían utilizado condones. Tengo que mantener a mi madre enferma de los nervios y un hijo de 5 años.

Algunas son viviendas confortables y aire acondicionado, que suelen cobrar 5 dólares por una hora. Otras son verdaderos antros. En estos cuartuchos cobran un dólar la hora. Son los preferidos por los cubanos de pocos recursos. Todas las jineteras llevan consigo condones. Algunas, incluso, en su bolso guardan un afilado punzón o una navaja suiza acabada de amolar. Al caer la noche, las prostitutas se multiplican. La policía especializada con sus uniformes negros y sus perros pastores alemanes ya ni las ven.

Es que son tantas las jineteras que asustan. En una reseña publicada en el Diario de las Américas en diciembre de , el periodista Luis de la Paz escribió: Todas salieron de Cuba buscando una vida mejor y en la mayoría de los casos continuaron en el antiguo oficio. Jineteras a la carta. Your email address will not be published. Habemus Presidente o marioneta Cubanos opinan sobre Miguel Díaz-Canel De los actos de repudio en Cuba al terrorismo verbal en Lima El castrismo, un viejo boxeador que se resiste a abandonar el ring.

Las que siguen son algunas de las quejas de los huéspedes sobre prostitución, en su mayoría escritas de forma anónima, en el sitio de viajes Tripadvisor. Nos dejó el viejo veguero. El término puede variar pero al final es la misma prostitución de siempre. Ex trabajadora de Global Air: Somos bellas porque nos estamos muriendo". Lo que me motiva a escribir este artículo, es precisamente el interrogante del título. Contagiarse de Sida no es la principal preocupación de Yurisleidy, ya que asegura cuidarse con preservativos, prostitutas bcn prostitutas orientales madrid obtener un buen precio por sus servicios, ya que los yumas cada día quieren pagar menos por kimbar o templar tener relaciones sexuales.